Aciertos y desaciertos #Goya2022, ¿la peor gala de la historia?

Lo tenía todo para arrasar (reencuentro con el público, estrellas rutilantes, películas con visibilidad, una Valencia entregada…), pero ayer asistimos a la que para muchos pasará a la historia como una de las galas más aburridas jamás celebradas, ¡y eso es mucho decir!

De nuevo, se acusó el anticlimax y ombliguismo de una gala que debería estar concebida para el público y no tanto para la industria. Señores, ¡que esto es el mayor escaparate publicitario de nuestro cine!

Pasamos a desgranar los (pocos) aciertos y desaciertos de los Premios Goya 2022.

ACIERTOS

  • Valencia. Un sí rotundo a los Goya itinerantes. El arranque con mascletá y fuegos no pudo ser más espectacular, así como el enclave.
  • ¡Presidente! Desde Zapatero en 2005, ningún presidente había asistido a la gala de los Goya. Lástima que Pedro Sánchez no hiciera los deberes, confesando haber visto solo Mediterráneo y Maixabel.
  • Premios repartidos. 6 para El buen patron, 5 para Las leyes de la frontera, 3 Maixabel, 3 Mediterráneo, 2 Libertad, 1 Way Down y 1 para Tres componen un palmarés muy repartido, siempre mejor que cuando una peli arrasa.
  • Se eleva el nivel. Tras una de las ediciones más flojas cinematográficamente que se recordaba, este año ha destacado por su notable nivel.
  • Reencuentro con el público. Además, varias de las nominadas a mejor película superan los €3 millones de recaudación en taquilla.
  • Mirada femenina. Por quinto año consecutivo el Goya novel cae en manos de una mujer (Clara Roquet por Libertad). Otras categorías habitualmente cipotudas con premio a mujer fueron banda sonora, corto, y animación.
  • Sketches. Muy buena la pieza sobre los estereotipos raciales. También gustó la de Pantomima Full.
  • Un poco de Luz. El «negra sombra» de Luz Casal nos dejó el número musical más conmovedor de la noche.
  • Recital y clase. Radiante tras su premio, Nora Navas brilló con su presentación del premio de honor a un excelso José Sacristán.
  • Cate. El chute de glamour vino directamente desde Hollywood.

DESACIERTOS

  • Lo que mal empieza… Nadie entendió semejante número musical perpetrado por tres artistas tan dispares: desubicadas Cristina Castaño y Bebe ante los rebuznos de Jadett.
  • Desgobierno. Sin hilo conductor, se echó de menos un presentador.
  • Premios académicos. El palmarés sigue dejando un regusto poco refrescante, con películas como Mediterráneo elevando su casillero ante la omisión de propuestas estimulantes.
  • Para estas cosas no hay humor. A excepción de un par de gags, la ausencia absoluta de humor en la gala contribuyó al sopor.
  • Discursos. Se pecó de buenismo al prescindir del añorado micro que baja. La musiquita cortarrollos apenas asomó tímidamente sin que los premiados se inmutaran, destacando el bochornoso momento de la directora de animación (¿en serio esta gente se dedica al entretenimiento?), que soltó una chapa más larga que los dos ultimos documentales ganadores juntos. Por si no fuera suficiente, al acabar su discurso de 5 horas otro miembro del equipo no quiso renunciar a su momento de gloria y tuvo que ser arrastrado al estilo Antonio Banderas – Almodóvar en los Oscar.
  • Y el premio al discurso más coñazo es para... Otros que fusilaron la gala con su ausencia de conmiseración hacia el espectador fueron mejor sonido (¿en serio cuatro personas agradeciendo un premio?), Verónica Echegui, corto documental (la fuga de audiencia gracias a ese señor tuvo que ser tremenda) y Mariano Barroso (probablemente la persona más aburrida del planeta).
  • ¿La intro? El premio a Blanchett quedó deslucido ante la ausencia de una intro presentación.
  • Europa. Si hay un discurso que se pueden ahorrar es el de película europea. A nadie le importa el mensaje del distribuidor de turno, y menos vía zoom.
  • El mal patrón. Jaume Roures, director de PUBLICO muy cuestionado por su despido hace 10 años del 85% de la plantilla, es uno de los productores de El buen patrón. Como cabía esperar, fue trending toppic tras subir al escenario ensombreciendo el premio y dando motivos a los haters del cine patrio, algo que por ética y estética deberían haber previsto y evitado.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s