Premios Poya 2021 a lo peor del cine español

Una vez concluida la temporada de premios nacionales, os damos la bienvenida a una nueva edición de los Premios Poya, que cada año recogen lo peor del cine español.

Desde el humor y el cariño, y desde una nueva ubicación, hemos querido destacar las películas e interpretaciones adelantadas a su tiempo y que más nos han horrorizado desconcertado en la pasada cosecha. Estos son los “galardonados” al Poya 2021:

PREMIO POYA 2021 AL PEOR ACTOR

1er FINALISTA: Timothy Spall por Nieva en Benidorm. Porque solo las temperaturas gélidas que aluden el título podrían justificar el que su protagonista se tire las dos horas de metraje con la misma cara.

2º FINALISTA: Sergi López, por Rifkin’s Festival. Porque Sergi debió ver Vicky Cristina Barcelona y pensó que imitando al personaje de Maria Elena ganaría un Oscar. Sirva este Poya como consuelo.

Y el ganador del Premio Poya 2021 al peor actor es:

Santiago Segura, por Padre no hay más que uno 2. Por lograr que a su lado las pequeñas actrices del film parezcan auténticas damas de la escena.


PREMIO POYA 2021 A LA PEOR ACTRIZ

1ª FINALISTA: Ingrid García-Jonsson por Explota explota. Porque todos los personajes se pasan la película exclamando: “¡wow, cómo baila!”. Y entonces, aparece ella. ¿Error de casting?

2ª FINALISTA: Najwa Nimri por Baja la puta cámara. Por extender su leyenda de actriz insoportable en los rodajes con su actitud ante los reporteros de la calle, al más puro estilo Zulema.

Y el Premio Poya 202 a la peor actriz es para:

Belén Cuesta, por ¿verdad, chicas?. Porque desde aquél mítico anuncio de “a qué huelen las nubes” no nos había desconcertado (y aterrorizado) tanto un anuncio de higiene íntima femenina.


PREMIO POYA 2021 A LA PEOR PELÍCULA ESPAÑOLA

1er FINALISTA: Padre no hay más que uno 2, de Santiago Segura. Porque tras una digna precursora aterrizó en tiempo récord en carteleras esta secuela a la que se le notan demasiado las prisas. Aun así, aplaudimos la valentía -y acierto- del amiguete al estrenar en tiempos de pandemia.

2º FINALISTA: Adú, de Salvador Calvo. Porque no nos convence la apuesta de Vasile por un “cine diferente”. Un cine en el que dos de sus tres historias sobran y en el que el delirio emocional se desborda hasta ofrecer escenas como la que sucede en la bodega de un avión.

Y la película ganadora del Premio Poya 2021 a la peor película española es:

Nieva en Benidorm, de Isabel Coixet. Porque nadie quiere esta gélida librería de géneros entre el drama melancólico con pinceladas de comedia, thriller y romance, que parece que no termina nunca. Isabel, ¡los que aman tu cine esperan mucho más!

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s