Málaga 2021: Día VI

Tres películas de la sección oficial se presentaron este martes en el que es el sexto día de certamen, vamos descontando los días y seguimos buscando la película que supere la práctica unanimidad crítica con la que se recibió a Ama y Destello bravío, ahora mismo siguen siendo las favoritas a la Biznaga de oro aunque si van apareciendo candidatos al resto de premios para conformar un palmarés a la altura de esta edición. Veremos si el jurado comandado por Nora Navas coincide más con crítica que con público o al revés, acertar en una elección así siempre es difícil porque va a haber voces críticas siempre.

Este martes empezó el día con la propuesta dominicana de Judith Colell 15 horas, que fue recibida entre las que la pusieron como estupenda, sencilla y sobria denuncia de cómo los malos tratos, la violencia de género no es patrimonio exclusivo de clases sociales bajas, las clases ricas, pudientes y “guapas” tampoco se libran de esta lacra. La otra parte de la crítica la acusó de banal, de poco desarrollo de los personajes y unas interpretaciones olvidables

La actriz Sterlyn Ramírez ejerce también como productora, en ambos campos debuta, y según sus palabras “Esta productora se enfoca en hacer proyectos para mujeres, entonces para mí no había una idea mejor que iniciar con esa epidemia que estamos sufriendo en el país y a nivel mundial como la violencia de género”. En la misma idea ahonda Colell “el maltrato se ha erigido poco a poco como otra pandemia mundial, una gran lacra del siglo XXI . Es muy necesario seguir abordando este tema hasta que no haya ni una sola mujer muerta más”. La reflexión de Colell incluye uno de los aciertos de la película que es la de dónde buscar ayuda en casos como este en el que la propia familia de la maltratada pone en duda sus palabras por la perfección que rodea a su pareja, su relación y su vida en general.

La sinopsis de 15 horas viene a contarnos como Aura y Manuel, artistas, famosos y ricos, esconden en su relación un secreto inconfesable. Él la maltrata, algo que ella ha ocultado durante demasiado tiempo. Un día, harta de su infierno incomunicado, Aura decide dar el paso y pedir ayuda, entonces sucede lo que siempre había sospechado pero nunca se atrevió a confirmar.

Qué difícil es siempre hacer cine de género cuando apenas tienes apoyos económicos y debes rodar con lo puesto. Una de las partes más negativas que se le achacó hoy a la ópera prima de Ezekiel Montes Hombre muerto no sabe vivir es la tendencia al recurso del cine de serie B del que le cuesta despegarse, quizá sea la falta de presupuesto o la de ideas del primerizo Montes pero parece que uno de sus defectos más importantes son algunas de las labores de dirección.

Cine de barrio, no el de Parada, precisamente, donde se huye de darle glamour a los delincuentes de poca o mucha monta, una película crepuscular donde la línea entre el honor y el respeto que se tenían las viejas generaciones desaparece para dar paso al impulso, al egoísmo y a la violencia sin sentido de las nuevas generaciones. Ochandiano, Jesús Castro y Elena Martínez son esa generación de jóvenes que no les importa más que si mismos y son capaces de hacer cualquier cosa por lograr sus metas. Ochandiano como ese hijo que sabe que no recibe más que el desprecio de su padre y no quiere que sea él quien se encargue del negocio familiar compone uno de los mejores personajes de la película y es un claro candidato a la Biznaga al mejor actor secundario, mientras tanto Dechent interpreta a uno de sus personajes más complejos que ha tenido en pantalla y puede reportarle también buenas alegrías.

En rueda de prensa el director ha definido su proyecto como un viaje que han sacado adelante con mucha pasión. Y ha proseguido expresando que se trata de una película cruda, con una atmósfera muy oscura, plagada de violencia y hostilidad. Además, se ha mostrado orgulloso de haber mantenido el mismo tono durante todo el guión, justo el que consideraba que debía tener, precisamente por los temas de los que trata.

La historia de Hombre muerto no sabe vivir se centra en la vida de Tano, quien lleva toda la vida trabajando para Manuel, un empresario de la construcción que controlaba toda su ciudad durante su época dorada. Es aquí cuando surge el punto de partida de la cinta, en ese cambio generacional necesario para garantizar la continuidad de su negocio.

Por su parte, el reparto ha descrito el largometraje como una película de actores, de personajes. En cuanto a Antonio Dechent, ha destacado que además de ser un trabajo seco, duro y políticamente incorrecto, el papel de los personajes es muy potente, con mucha fuerza.

Por otra parte, Rubén Ochandiano ha manifestado que las escenas son impactantes, pero es de ese tipo de escenas que le gusta rodar a los actores. En otro punto de vista, el actor Paco Tous ha valorado la valentía del director por sacar adelante un proyecto como este.

Por último, la actriz Elena Martínez ha descrito la construcción de su personaje como un proceso complicado por el hecho de tener que dotarle todos los matice de los que requería.

Veremos como es recibido un thriller de estas características en taquilla porque sí es una verdadera incognita porque suponemos que no habrá pasta para promoción. Saldremos de dudas el fin de semana del 2 de julio. Toda la suerte del mundo desde aquí

La tercera película d sección oficial llego de Uruguay, de la mano del director Joaquín Mauad en la que es su segunda película, se titula Años luz. En esta ocasión la podemos definir como una road movie, viaje emocional de tres hermanos distanciados que por la circunstancia de la venta de una hacienda que perteneció a la familia, en un momento de dotar de cotidianidad a la cinta.

En rueda de prensa Mauad ha explicado que: Cuando los hermanos –interpretados por Antonio di Matteo, Federico Repetto y Virginia Farías- emprenden el viaje a su pueblo natal, la carretera cobra un valor metafórico. Por una parte, representa el camino que les vuelve a unir, pero por otro, se convierte en una carrera de obstáculos, en la que deben enfrentarse con problemas del pasado, viejas rencillas y conflictos que siempre quedaron sin resolver. La casa familiar les lleva a sumergirse en momentos de su niñez y adolescencia, un punto de inflexión que les hace reflexionar sobre el vínculo inquebrantable de las relaciones familiares que sobrevive por encima de otro tipo de intereses.

La crítica la ha visto con interés pero no se puede decir que haya vibrado con Años luz, de hecho se ha valorado más el paisaje costero desde Montevideo al sur del país que la propia historia, parece que con estas críticas que salen y saldrán de la película poco palmarés final me temo que conozca Uruguay con esta película.

La última de las películas de hoy pertenece a ese oasis de estilos, tonos y demás cajón desastre que es la sección zona Zine. El turno le toco a la argentina Las motitos, realismo adolescente filmada a cuatro manos como son las de Inés Barrionuevo y Gabriel Vidal, ésta autora también de la novela en que se basa la película.

Vidal cuenta cómo el tema del empoderamiento femenino de la película se alineó con el contexto de la legalización del aborto en Argentina y la marea verde: “De hecho, estrenamos la película en el Festival de Mar de Plata y días después se legalizó el aborto”. El tema del feminismo se encuentra presente a lo largo de toda la película, y es que el objetivo de la autora y directora siempre fue hacer un homenaje a las madres luchadoras y aguerridas, aunque en el camino se olvidara de incluir a los padres en su mundo: “La explicación visceral que se me ocurre es que la paternidad en América Latina está en crisis. Casi todos mis amigos provienen de familias fragmentadas, en las que los padres se separan, no sólo de sus mujeres, sino también de sus hijos. Pero la ausencia de figuras masculinas paternas en la historia no fue algo intencionado. Lo considero el contexto que atraviesa la historia”.

En fin que la crítica le ha dado parabienes, no tanto a las extensísimas secuencias de baile que acaban por tener poco sentido en la trama y hace que se resienta la película, que desde hoy es una de las que más arriba estarán en la sección.

Por último no sólo de películas de ficción vive el festival, además de los cortometrajes y documentales tenemos presentaciones de proyecto o nuevas imágenes de películas a punto de llegar como fue la presentación de nuevas imágenes y acto promocional de Las leyes de la frontera, la película quinqui de Daniel Monzón que comienza a preparar así su llegada a los cines en octubre.

Por último RTVE presentó el primer capítulo de la serie documental Lucía en la telaraña, inscrita en el totalmente de moda, género, true crime, donde periodistas dedicados en cuerpo y alma a un caso concreto sacan información de debajo de las piedras para que ellos mismos y, por tanto, los espectadores se hagan una idea del caso en el que en muchas ocasiones existe cuestionamiento a la labor policial o judicial sin haberlo acreditado o con puntos de unión débiles, pero eso sí, se deja echada la duda por si acaso. En esta ocasión el asesinato sin resolver de Lucía Garrido ocasiona la Operación Telaraña y es la propia hermana de la víctima Rosa Garrido (hoy ya también fallecida) la que puso en marcha la investigación paralela de la que surge esta Lucía en la telaraña.

Tomás Ocaña y Rafael González, periodista y subdiretor de la cinta son los encargados de buscar, juntar o inventar las piezas del puzzle de un caso que permanece abierto y salpica a mucha gente, según palabras de Ocaña: “En esta telaraña conviven muchos errores garrafales a todos los niveles, desde el tráfico de animales a la corrupción urbanística, pasando por el narcotráfico y hasta una red de corruptelas que hasta terminó salpicando a algunos agentes de la Guardia Civil. Es una historia tan rocambolesca que si la hubiese escrito un guionista no nos la creeríamos” La conclusión la ha extraído de la entrevista de más de cinco horas que realizan al jefe de Asuntos Internos de la Guardia Civil, Alfonso López, se trata de una entrevista inédita hasta el momento y que podrá aclarar algunos de os flecos del caso. Lucía en la telaraña se compone de cinco capítulos e 45 minutos cada uno y la intención de RTVE es la de emitirla en su canal digital

Como vemos día completito el de este martes, no es de extreñar, nos quedan tres días de cine aquí en Málaga y hay que ver mucho en poco tiempo, así que a escansar que mañana ya es día 7

Paulo Campos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s