Los 15 peores posters del cine español en 2022

Tras lanzar nuestro tradicional artículo anual con los mejores posters del cine español, creemos que es necesario destacar los diseños más aberrantes de la edición, lamentando una vez más el nulo «cariño» por parte de productoras-distribuidoras ante un aspecto que va más allá del marketing, siendo también una parte del conjunto artístico de las películas.

Estos son los peores posters del cine español en 2022:

15. La maternal, de Pilar Palomero

A ver, feo no es, pero estamos ante una de las películas destacadas del año, por ello nos decepciona especialmente su cartel más bien intrascendente en cuanto a diseño, tipografía, etc.


14. Toscana, de Pau Durà

Solemos aplaudir los diseños artísticos, pero hombre, ¡una cosita un poco más cuidada y llamativa!


13. Mi vacío y yo, de Adrián Silvestre

Por ser una de las pelis más estimulantes del año, lamentamos el escaso cuidado en el cartel.


12. Canallas, de Daniel Guzmán

Al cartel le ocurre como a la peli: se esfuerza por resultar gracioso, pero…


11. La piel del tambor, de Sergio Dow

¿Alguien más tiene la impresión de haber visto este tipo de composición mil veces antes?


10. La jefa, de Fran Torres

Este thriller está causando furor en Netflix, pero no gracias a un cartel rematadamente soso.


9. Objetos, de Jorge Dorado

Tampoco éste será recordado por su atractivo o resultar llamativo (precisamente dos de los fundamentos de un póster).


8. Sin ti no puedo, de Chus Gutiérrez

Sí, es exactamente la misma tipografía del anterior. Y definitivamente Filmax también ha apostado con fuerza por la paleta de tonos marrones y una desidia absoluta en sus diseños.


7. Un novio para mi mujer, de Laura Mañá

Primero de cartelismo: el póster de una comedia jamás debe transmitir aburrimiento. Y es que ya no es solo el diseño (ver la expresión de Belén).


6. Live is Life. La gran aventura, de Dani de la Torre

La simple visión de su inane póster se lo puso cuesta arriba al espectador a la hora de comprar una entrada.


5. Código Emperador, de Jorge Coira

Vaca films repite formato de cuadrículas y tonalidades de otras producciones como El desconocido. Deja vu también ante la imagen recurrente de Tosar hablando por teléfono.


4. Héroes de barrio, de Ángeles Reiné

Minimalismo en el peor de los sentidos. Cuesta encontrar tal grado de sosez en un póster (y en el universo en general).


3. Caribe, todo incluido, de Miguel Ángel García de la Calera

Podía parecer que apelar a los cuerpazos de sus protagonistas era buena idea, pero la cutrez del resultado es de todo menos excitante.


2. Mamá no enRedes, de Daniela Fejerman

Tornasol vuelve a dejarnos una masterpiece del cartelismo, superando todo lo visto hasta la fecha. Su fealdad es tal que llega a fascinar. ¿Esperpento u obra incomprendida?


1. En los márgenes, de Juan Diego Botto

Sí, tenemos otro póster con cuadrículas, tonos verde-azulados y Tosar hablando por telf. Es una de las pelis fuertes del año, por lo que nos decepciona esta composición tan básica y estéticamente infame.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s