Goyas por arrastre: ¿por qué Alberto Iglesias está nominado al Oscar por «Madres paralelas» y no al Goya?

El pasado lunes, el compositor español Alberto Iglesias recibió su cuarta nominación al Oscar por Madres paralelas, su nueva colaboración con Almodóvar. Por segunda vez en la historia de los premios, una película española obtenía la nominación en esa categoría (la anterior fue por El laberinto del Fauno).

El hito no acaba ahí. La partitura que acompaña el drama sobre maternidad protagonizado por Penélope Cruz ha ido encadenando nominaciones en los principales premios internacionales como los Globos de Oro, llegando a hacerse con el premio de la prestigiosa Asociación de Críticos de Los Angeles.

Por ello, este sábado a muchos espectadores les resultará llamativa la ausencia de Madres paralelas entre las cuatro nominadas al Goya a mejor banda sonora, algo que empobrece la categoría y pone de manifiesto uno de los mayores lastres de las nominaciones a los premios de la Academia: las nominaciones por arrastre. Y es que, Alberto Iglesias sí estará presente entre los nominados, pero será por su trabajo en Maixabel.

Aclarar que, según normativa, las categorías de los Premios Goya impiden la coincidencia de un mismo nominado. La cuestión aquí sería, ¿qué ha motivado a los académicos a elegir la música de Maixabel, una de las partituras más discretas de la filmografía de Iglesias, ante la primorosa y aclamada composición para Madres paralelas (curiosamente sí nominada y premiada en los Feroz, para muchos los segundos premios nacionales)?

Ante la tesitura de tener que escoger entre un mismo compositor, se optó por la película favorita en lugar de la mejor partitura.

Y es que Madres paralelas ha sido recibida en España (que no fuera) como una obra menor del manchego, con una clara división crítica y con uno de sus peores resultados de taquilla. Su omisión en las nominaciones a mejor guion la colocaban por detrás de las dos grandes predilectas de la Academia: El buen patrón y Maixabel.

Para paliar este «efecto arrastre» que propicia el voto por inercia de académicos de dudoso criterio o que directamente no ven las películas se implantó hace años el voto por gremios, mediante el cual, los especialistas de cada categoría escogen dos de los nominados y los otros dos los escogen el conjunto de académicos. Un ejemplo representativo este año que evidencia el sistema lo encontramos en el cuarteto nominado a mejor montaje: Maixabel, El buen patrón, Bajocero y Josefina, ¿adivinamos quiénes fueron elegidos por el gremio y quiénes por los académicos?

Aun así, este sistema no ha evitado las omisiones flagrantes como tónica habitual. El de Iglesias no es, ni de lejos, el único caso llamativo.

Esta misma edición, El buen patrón batía el record histórico de los Goya con la disparatada cifra de 20 nominaciones, acaparando por ejemplo tres de los cuatro nombres en actor secundario. Sorprende el casi pleno en todas las categoría técnico-artísticas, con presencias tan dudosas como efectos visuales o vestuario. Pero si hay una nominación cuestionada y cuestionable es la de Almudena Amor como actriz revelación. La joven intérprete se hacía autocompetencia al presentarse también candidata por La abuela, el auténtico papel revelación de la temporada que, sin embargo, se quedaría fuera de la lectura.

3 comentarios

  1. Pero las 16 nominaciones de Dolor y gloria, dos más que Maixabel, fueron todo mérito, ¿no? Nada de efecto arrastre. Sobre «Mientras dure la guerra 17, Dolor y gloria 16, Trinchera 15 e Intemperie…5″…Sobre eso Agustín calladito.
    Hay que saber perder, amores, que esto no ha sido un chanelazo y lo siento mucho: estoy a tope con Pe en los Oscar -trabajazo el suyo- y por Alberto Iglesias siento una profunda admiración PERO… A mí la música de Madres paralelas no me convence NADA como banda sonora porque me parece que no acompaña sino que resalta para llenar los huecos y tapar las cutreces que tiene la película.

    Me gusta

    • Hombre Jorgito, tú que me has leído mucho deberías saber lo mucho que he rajado de las nominaciones arrastre prácticamente todos los años. El artículo no pretende ser una loa hacia Madres, pero resaltar lo que ha pasado con Iglesias me parece muy oportuno independientemente de gustos personales.

      Me gusta

      • Hombre, igual tiene que ver que desde que se anunció la representación española para el Oscar el bueno de Agustín no ha hecho más que hablar pestes de la Academia y después de las nominaciones directamente de los españoles.

        Capaces serán de irse a cero en los Goya y clamar «¡Injusticia» y preguntarse por qué.

        Aparte del hecho de que a mí personalmente -ya lo he dicho en otro blog- como música original me gusta aunque apenas la distingo de otras de Almodóvar de los últimos años, pero como banda sonora no me convence porque creo que se dedica más a tapar las carencias del relato que a acompañarlo a base de epatar al espectador. Su omnipresencia me resulta muy excesiva.

        Para Maixabel compone una música más discreta, pero no por eso me parece peor y supongo yo que él la sentirá tan suya como la compuesta para Pedro, porque -que parece que se nos olvida- es igual de suya.

        Y no nos confundamos: lo que hace Penélope SÍ me parece de Óscar.

        Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s