PROS Y CONTRAS GOYA 2021- MEJOR ACTRIZ DE REPARTO

La 35ª edición de los Premios Goya ya está a la vuelta de la esquina, y aunque esta vez su celebración va a ser particular, al no contar con la presencia física de los nominados, tenemos las mismas ganas que todos los años de saber quiénes son los ganadores de la estatuilla. Comenzamos repasando la categoría de Mejor actriz de reparto, una de nuestras preferidas, y en la que cuatro actrices muy populares se disputan ser la sucesora de Julieta Serrano. La pelea parece estar a priori entre las dos Natalias, pero la interpretación de Verónica Echegui cuenta con numerosos adeptos.

JUANA ACOSTA, por El inconveniente

1ª nominación

A favor: Era cuestión de tiempo que le llegara una candidatura al Goya, tras haber experimentado una notable evolución como actriz en estos años y ofrecer interpretaciones estupendas en películas como “Tiempo sin aire”, “7 años” o “Perfectos desconocidos”. En este trabajo comenzamos viendo su lado más frío y calculador como imperturbable mujer de negocios capaz de helar a Carlos Areces con una mirada, para ir dando paso a un tono más emocional, en el que Juana aporta su calidez y ternura habituales. Ser novata en estas lides la beneficia: cuatro de las seis últimas ganadoras en esta categoría lograron el Goya siendo su primera nominación.

En contra: Su victoria legitimaría el mayor fraude de categoría de la Historia de los Goya, con un papel en el que Acosta ejerce de indudable protagonista, asumiendo el conflicto de la película y apareciendo en todas las escenas salvo la que ocurre dentro de la casa de Algeciras. El guion de la película no favorece el lucimiento de Juana, ya que además de sufrir un cambio de personalidad demasiado apresurado, se ve forzada a un melodramático giro con radical cambio de tono que sorprende por drástico.

VERÓNICA ECHEGUI, por Explota, explota

4ª nominación / 0 Goyas

A favor: Se echa la película a sus hombros y asume el reto mayúsculo de levantar un show musical que no siempre tiene la chispa que hubiéramos deseado. Su personaje es un torrente de poderío murciano que ejerce como reina de la función y exprime al máximo cada uno de los minutos con los que cuenta. Sin duda es la que mejor se lo pasa de todo el reparto y esto provoca que hasta en secuencias como la de “Male”, pensada para resaltar la coreografía improvisada de la protagonista, toda nuestra atención se la lleva su Amparo mientras orienta a su amiga en los movimientos desde al otro de la cámara en un derroche de carisma. Suyo es también el mejor número de la película: “Lucas”, en el que clama por su desengaño amoroso mientras es llevada en volandas por los pasillos del metro de Madrid, a la vez que los espectadores se enamoran de ella. Su Goya sería la culminación perfecta a un año en el que, tras estar demasiado tiempo ausente de nuestras pantallas, ha brillado con luz propia en trabajos tan dispares como “La ofrenda” y “Orígenes secretos”. 

En contra: Es una nominación un tanto atípica para los cánones que rigen estos premios. El precedente más comparable sería el de la nominación por María Esteve por “El otro lado de la cama”, también personaje robaescenas en otra comedia musical con toque cañí. En aquella ocasión, ni el contagioso humor de la actriz ni su poderío vocal sirvieron para que la interpretación fuera reconocida, en beneficio de otra actuación puramente dramática, y ya sabemos que la Historia tiende a repetirse. Tampoco hay que negar que el personaje de Echegui tiene un punto algo irritante y que se nutre de estereotipos sobre el desparpajo natural del sur.

NATALIA DE MOLINA, por Las niñas

5ª nominación / 2 Goyas

A favor: Alcanza definitivamente la madurez interpretativa con una interpretación serena de madre de adolescente llena de prejuicios y complejos. Tras “Techo y comida” y “Adiós”, sus anteriores trabajos experimentando la maternidad, De Molina reutiliza aquella tristeza melancólica y encarna con frialdad a su Adela, sin caer en la tentación de excesos dramáticos. Participar en la película de la noche suele ayudar a dar el empujón que se necesita para lograr el premio, como bien pudo comprobar Julieta Serrano el año pasado. De igual manera, en los premios interpretativos, pocas cosas gustan más que una bofetada, y Natalia tiene su momento cumbre en la escena en la que cruza la cara a la pequeña Celia delante de su profesora. En ese momento De Molina asume un complicado equilibrio entre la rigidez y el patetismo, por su autoimpuesta necesidad de mostrar su autoridad frente a la monja y por el claro ejemplo de su frustración como madre que sufre ante la sola idea de que su hija pueda caer en los mismos errores que ella.

En contra: Siempre es inevitable recordar su controvertido Goya protagonista, que dejó sentada en la butaca a la fantástica Inma Cuesta de “La novia” triunfando con una interpretación mucho menos estimulante. Un tercer Goya con 30 años recién cumplidos, que la pondría a la altura de nombres clave de nuestro cine como Penélope Cruz o Emma Suárez resultaría tan excesivo que le granjearía la antipatía de muchos cinéfilos nacionales. Además, Natalia tiene un rol distante de la película, que tiene su verdadera alma en las niñas que dan título a la cinta, y más particularmente, en la inquieta mirada de Andrea Fandós.

NATHALIE POZA, por La boda de Rosa

6ª nominación / 1 Goya

A favor: Ya se ha convertido por méritos propios en una de las imprescindibles de nuestro cine, habiendo trabajado en el último lustro a las órdenes de autores tan importantes como Almodóvar, Amenábar, Cesc Gay o Gracia Querejeta. Con esta nueva candidatura demuestra estar en auténtico estado de gracia abarcando un amplio abanico de registros. Ya sea en las escenas más divertidas, donde logra estar chispeante sacando su lado más bohemio, o en las más embarazosas, donde borda su incomodidad al quedar en evidencia ante una doctora por ignorar el cuadro clínico de su padre, Poza está siempre brillante y llega a eclipsar en ocasiones a la protagonista. Capaz de imprimir a su personaje una impostada pijería pronunciando un simple: “Rose”, alcanza sin embargo un nivel dramático altísimo cuando se despoja de toda superficialidad y se sincera ante su hermana. Su discurso en el que le hace ver a Rosa por qué es el centro de la familia no solo es conmovedor: también es digno de un Goya.

En contra: A diferencia de lo que suele ocurrir en la categoría protagonista, la Biznaga de Plata a la mejor actriz de reparto que Poza obtuvo en la última edición del Festival de Málaga parece traer mal fario: ninguna actriz ganadora de este galardón logró posteriormente el Goya.

JAVIER CASTAÑEDA

7 comentarios

  1. Estupendo análisis, estoy deseando ver el resto de categorías. A priori sólo veo ganando a Poza, desafiando la maldición de la Biznaga, pero desde Carolina Yuste he aprendido a no descartar una sorpresa. Quitando el bochornoso fraude de Acosta, cualquiera de las otras tres me parecería digna ganadora.

    Me gusta

  2. Bravo Javi. Estoy dividido entre Poza y Echegui. De Poza me impresiona su salto desde su potencia habitual hasta la vulnerabilidad y ternura, sin perder un ápice de capacidad para la comedia. En esa línea, no puedo olvidar su papel en la estupenda Invisibles.

    Echegui está exultante. Es una actriz con aura y que merece su primer cabezón. Muy acertada tu evocación a La Ofrenda, de nuevo robando escenas y demostrando una capacidad dramática que a veces me recuerda a Cruz.

    Me gusta

  3. Bravo Javi. Estoy dividido entre Poza y Echegui. De Poza me impresiona su salto desde su potencia habitual hasta la vulnerabilidad y ternura, sin perder un ápice de capacidad para la comedia. En esa línea, no puedo olvidar su papel en la estupenda Invisibles.

    Echegui está exultante. Es una actriz con aura y que merece su primer cabezón. Muy acertada tu evocación a La Ofrenda, de nuevo robando escenas y demostrando una capacidad dramática que a veces me recuerda a Cruz.

    Me gusta

  4. Muy buen análisis de los pros y contras de las actrices de reparto de este año. Verónica Echegui merece llevarse un Goya de una vez. Tiene 4 nominaciones con lo joven que es, y lleva todo el peso de la película, sin duda alguna. Sería un puntazo a su vez que dieran un Goya en interpretación a una película comedia musical, ya que es poco común. Juana Acosta no merece el premio, ya no solo porque sea protagonista y no reparto, sino porque ha estado mucho mejor en otros trabajos. Nathalie Poza sí se lo merece y es probable que se lo lleve, aunque lo más seguro es que el premio recaiga en Natalia de Molina, que haría su triplete de premios interpretativos consiguiendo el de reparto, después de obtener el de revelación y protagonista.

    Me gusta

  5. Estupendo artículo como siempre Javi. Yo creo que mi favorita es Nathalie Poza, hacía tiempo que no la veía tan divertida y disfrutona y a la vez con ese dominio equilibrado entre la vis cómica y su capacidad dramática.

    También me encantaría que ganara Verónica Echegui. Se carga la peli enterita al hombro, y además vaya añazo ha tenido entre L’Ofrena y Orígenes secretos. Concuerdo con Óscar que a veces en su visceralidad recuerda a Penélope.

    Mi voto sería para Nathalie Poza.
    Si gana Echegui no me importaría.
    Creo que puede ganar cualquiera de ellas y la victoria de Natalia de Molina tampoco me parecería descabellada.
    No creo que gane Juana Acosta, espléndida actriz. Me alegra que haya conseguido su primera candidatura al goya aunque aquí la veo un poco esquemática, quizá por el desarrollo esquemático igualmente de su personaje. Y sí, es claramente protagonista.

    Me gusta

  6. Excelente y minucioso análisis, con detalles tan curiosos como el dato de la desincronización en el premio femenino de reparto entre la Biznaga de Plata del Festival de Málaga y los Goya. A mí me gustaría que ganara Echegui porque creo que le va tocando tener su Goya y que lo merece, aunque puede que la mejor interpretación en conjunto me parezca la de Nathalie Poza, que también me gustó mucho en “Invisibles”. De las cuatro solo me sobraría Juana Acosta por el asunto comentado del fraude de categoría.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s